Salomé

Salomé Ramírez participó con todas nosotras en la Comisión de Análisis del 15 M de Madrid. Este texto se presenta a la vez como un tributo y como un manual introductorio sobre su figura. El retrato de una vida ejemplar, guía para atravesar las nuevas coordenadas políticas de nuestro tiempo. Por eso proponemos un glosario elaborado a partir de nuestras intuiciones y recuerdos, y de una selección de manifestaciones que durante los días siguientes a su defunción no dejaron de aparecer en distintos medios.

Tu pérdida ha sido dolorosa, pero mucho más triste sería no haberte conocido…

VIDA

Generalmente se muere por falta de vida, poco a poco o por una irrupción abrupta, había vida y ya no hay vida. Muchas, la mayoría, morimos de hecho por miedo a la vida, por temor a vivir lo que la vida es. Pero las personas como Salomé mueren de exceso de vida, mueren por exceso. Morir por exceso siempre es más digno que morir en el defecto permanente del poder.

1

FUERZA

“A punto de quedar exhaustos, al borde del fin, Salomé supo sacar fuerzas y ánimo para que nuestro empeño por durar cada vez un día más se prolongara. Sin ella no hubiera sido posible. En aquel momento, ella supo ser todos a una, todos en una. Hoy, cada uno de los que formamos Cruce, al oído, en silencio, sin tiempo, le decimos nuestra amistad y nuestra gratitud.” (Los amigos de Cruce, en el Blog de Cruce)

Todas hemos recordado ante todo su fuerza. No la de las fuertes. Tampoco la de las débiles, que tienen su fuerza y que puede ser repugnante: la fuerza de la débil es la más rencorosa. Admiramos la fuerza de las vulnerables, de las expuestas. No es que Salomé fuera extraordinariamente fuerte sino que ella se exponía a las fuerzas y las interpelaba. La fuerza de Salomé no está en Salomé, por decirlo así, pero de allí emerge ella como una voluntad que se va imponiendo, y que arrastra y deja una estela que va ordenando las cosas en su disposición adecuada.

2

ATMÓSFERA

La velocidad a la que se viven las cosas. No te fíes de las apariencias, se dice, pero a veces las apariencias son fieles. Cuando conocías a Salomé la conocías al instante. Todo pasaba en poco tiempo. Una sensación, un dibujo que se impone en seco. Esa es también una cualidad de su gran fuerza, la rapidez con la que se actuaba, la decisión y el afán por cubrirlo todo. Algo difuso pero de gran envergadura se impone delante tuyo y te hace pensar que todo a va a salir bien. Esa es, básicamente, la atmósfera Salomé. ¿Cómo hemos podido vivir con ella la velocidad máxima y al mismo tiempo la tranquilidad más absoluta en la buena disposición de las cosas?

3
SONRISA

Pero el principal rasgo de esa atmósfera es su sonrisa. Muchas recuerdan su sonrisa como algo que se imponía en primer lugar, como la sonrisa del gato Cheshire. Como si dijera: pase lo que pase hay que estar a la altura de una buena sonrisa. La sonrisa va primero y luego llegamos nosotros.

4

5

Salomé-4

DON

El arrojo de Salomé no es como el de los aguerridos militantes de antaño, sino como el de alguien que se arroja sin medida. Germán nos recuerda su lema: “Qué importo yo”. Vaya que si importa, pero para los otros, desde el punto de vista de Salomé, ella no importa. Un puente, un tránsito, un ocaso.

6

CUIDADO

Junto a la fuerza y el don está el cuidado. Cuidado, por supuesto, porque ella estaba ahí para todas esas cosas indispensables y necesarias. Pero cuidado en mayor medida aún para las no necesarias, para las que solo eran posibles, incluso para las imposibles, las que parecen imposibles pero hay que empezar por imaginar. Ahí es cuando Salomé demostraba ser más cuidadosa.

7
VOZ

Nos ha gustado mucho que alguien se acordara de la magnífica voz de Salomé en su sepelio. Siempre es lo más difícil de describir, un timbre de voz, pero buena parte del tono de la persona está ahí. Mullida, como si hubiera una almohada entre su boca y tu oreja.

Salomé-8

VÍNCULO

Toda operación de vínculo genera un resto. Crear y mantener las relaciones no consiste en trabajar con la otra la relación, sino en comprender la naturaleza autónoma de la relación para que no se imponga entre nosotras. Creemos que esta es una de las grandes intuiciones de Salomé, su gran conocimiento: lo común no es lo compartido, sino la tarea de hacerse cargo del resto. Lo común no es lo que tenemos sino lo que, desprendiéndose de nosotros, se nos escapa.

“Aquella experiencia horrible, que temerariamente emprendimos juntos y prácticamente a solas, fue para mi una máquina asesina de la que solo me salvé, dicho en claro, porque ella asumió casi todo el trabajo. La culpa por ello siempre me ha perseguido en no pequeña medida. Lo reconocí públicamente en mis tres crónicas del ciclo (que dan fe de mi deplorable estado del momento, incluso sin la necesidad de leer entre líneas), pero la verdad es que nunca hubo un día en que la mirase y dijese: Salomé, tú y yo sabemos que fui un inútil aquellos días, que tú lo hiciste todo, que no estuve a la altura, ni del proyecto ni de ti. Fueron meses que nos machacaron a los dos, a mi por mi predisposición a ello propia del momento, y a ella por la sobrecarga de trabajo debida a mi incapacidad, y siempre he tenido la sensación de que fue protectora conmigo” (Rubén García López, en su Blog, Marginalia)

IMG_7001 DSC_0931
MARCAS

Del resto provienen las marcas. La marca es el espacio y el tiempo de las relaciones, lo que las hace visibles. Y bien que sentimos ahora como estamos marcados por Salomé. ¿No os habéis fijado en como no queremos desembarazarnos de ellas, incluso cuando duelen?

8

TATUAJE

La arqueología de una piel tan blanca, casi nívea, se reconocía en el curioso despliegue de las huellas de la apetencia y del éxtasis, de la coquetería no banal, quizá de una geografía obsesiva cercana a Escher y llevada con cierto orgullo. Caligrafía apuntada como una protección, un cuidado envolvente, una escritura hecha con un pincel untado en un pergamino albo, a modo de cicatriz benévola. Pero también un guiño hacia el lado salvaje y no obstante cálido, el más oculto pero cierto de Salomé, motor de su rebeldía.
ESTÉTICA

Por eso la estética es importante: cuando las formas son marcas o responden a ellas. La buena disposición de las cosas en la sensibilidad es una manera de hacer marcas, de seguir marcando.

9
RED

Seguir las marcas de ese resto termina por dibujar un rastro que muchos llaman red. Las figuras clásicas del tejido son Ariadna, la astuta y Penélope, la paciente. Las redes que ha tejido Salomé tienen un poco de cada una, por lo que siguen creciendo. Esta es, quizá, la gran facultad de Salomé como organizadora de eventos. Más que la producción o la realización de las cosas, la organización de las relaciones que sirven para que sucedan más cosas, más importantes y entre muchas más. Por eso el espacio que ella gestionaba se llamaba Cruce.

“Y Salomé no sólo entregó e impulsó a la exuberante multitud (o familia extensa) que tuvo cerca, sino que –haciéndolo– permitió construir espacios de lucha, de saber, de libertad y cuidado (15M, Coordinadora 25-S, CRUCE, Podemos…). Espacios de emancipación que hoy nos constituyen, de los que formamos parte tanto como ellos forman parte de nosotros. Igual que ella.” (Mario Espinoza, en Facebook)

SaloméCruce
A-TOPOS

La red protege a la política de convertirse en una utopía, en un no-lugar. En vez de eso, la red instala la política allí donde los seres tienen lugar. Con Salomé aprendimos que la política no está ni en el futuro ni en un lugar preciso, el que designa el poder. No tiene un lugar, tiene una forma de ser que atraviesa lugares, cosas, personas.

“No solo a dar batalla, Salomé contribuyó y contribuye a sostener esa comunidad que seguimos tejiendo en redes y plazas. Los mejores logros de Salomé han tenido que ver con todo lo que sostiene nuestras vidas, con un delicioso y atento trabajo de cuidados. La hemos conocido en momentos épicos y también en el día a día, bajando a abrir el local de Cruce cada vez que hemos necesitado un lugar donde reunirnos, editando interminables actas de asambleas, parándose a tomar algo cuando paseaba con sus perras Nico y Lotta por Lavapiés y en muchas otras circunstancias, siempre atenta y amable.” (“Si tocan a una nos tocan a todas; gracias Salo”. Comisión de Difusión en red @acampadasol. En el periódico Diagonal)

PERRAS

Una de las imágenes que se repite es la de encontrarse a Salomé por Argumosa paseando a sus perras, Nico y Lotta. Lotta apareció cuando la enfermedad ya estaba presente. Con las perras nunca se sabe si una las controla, si tira de ellas, o si ellas tiran de ti. En cualquier caso con ellas se impone un lenguaje de gestos simples, eficaces, singulares. Complicidad.

Salomu00E9 con las perras
COMPLICIDAD

Algunas de nosotras pensamos que la complicidad es la acción, y el sentimiento vinculado a la acción, que más tenía lugar cuando Salomé estaba presente. Por eso para nosotras la cosa política siempre ha desbordado la doctrina de los consensos. Intenciones que se dejan cambiar sin palabras, si es que hay otros cuerpos que se mueven con ellas. Para cuando las palabras llegan la decisión ya está prácticamente tomada.

Salo
EXTRANJERA

Las agentes de complicidad son como las espías dobles, extranjeras en su propia patria, amigas íntimas en otras tierras. Cuando la conocías por primera vez todo era familiar, cuando la conocías desde hacía años nada era del todo familiar, nada se bloqueaba, nada se establecía, nada se degradaba.

10
CULTURA

La cultura es el campo, quizás, en el que Salomé siempre se ha sentido más en su sitio (movedizo). Quizás nos haga falta insistir más en esta nueva definición de la cultura como materialización estética de las relaciones.

11

TAREAS

Lo que nos ha dejado Salomé no es solo su recuerdo o sus redes, sino algunas tareas.

12

GERMÁN

¿Cómo podríamos hablar de Salomé sin hablar de Germán Cano?

SaloGer

IMG-20121124-WA0003

SaloméGermánAbrazo

Esta entrada fue publicada en Textos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s