Informe sobre el 25S. Comisión de Análisis Sol 15M

Descarga el informe en pdf

—————————

Agradecemos su valiosa aportación a los participantes de dentro y fuera de la Comisión que han colaborado generosamente y a distancia en el seguimiento de prensa.

—————————

Qué fue/es

 Se trata en sus orígenes de una iniciativa de acción propuesta por un grupo reducido de gente cercana al 15M y otras organizaciones (DRY, PAH, Constituyentes,…)[1], que pasarán a llamarse Plataforma en Pie. En su Manifiesto evocan una corriente “de izquierda”, otra “anarquista”, otra “15M”, otra “antipatriarcal” y otra “ecologista” sin especificar quién es quién. Inician la difusión de la misma desde el anonimato y por Facebook inicialmente. Más tarde crean el blog de la Plataforma y una cuenta en twitter, pero evitan en todo momento decir quiénes son (en parte por miedo a la represión)[2].

 En la actualidad y tras la presión ejercida desde el 15M, la iniciativa se ha abierto a la participación de más personas y, tras la creación de la Coordinadora 25S, ha cambiado su nombre y algunos de sus planteamientos iniciales.

Contexto

 Aparece en un contexto de cambio de escenario político, económico y social en España, caracterizado por: un recrudecimiento progresivo, cada vez más intenso y visible, de las consecuencias sociales de la crisis económica; un cambio de gobierno el 20N, que pone a la derecha en el poder, iniciándose una gran ofensiva de reformas neoliberales en muchos frentes simultáneamente; una creciente exigencia por parte de la UE, la Troika y el BE en la dirección de las políticas neoliberales de “austeridad” y recorte de derechos sociales, apoyada en la continua amenaza del “rescate” y aderezada con los altibajos de la “prima de riesgo”, y que redunda en una pérdida de soberanía económica y política.

 Pero también, y a la vez, en un contexto de transformación interna del 15M -que no ha dejado de cambiar desde sus inicios-, caracterizado: (1) por un cierto “vaciamiento” de las asambleas, que ven reducirse el número de participantes desde mediados de 2011 y sobre todo después de las elecciones de noviembre, a la vez por motivos “materiales” (falta de tiempo, inadaptación del funcionamiento asambleario a las condiciones de vida de quienes trabajan o tienen responsabilidades familiares) o por motivos “ideológicos” (sectores moderados; sectores cansados de la horizontalidad y poca “eficacia” del movimiento, que experimentan una necesidad de “acción”, de “programas”, de “resultados”); (2) a la vez, por una cierta “radicalización” o giro a la izquierda del movimiento, fuertemente poblado de militantes, que redunda en la defección de sectores más “moderados” o “apolíticos” identificados con el “ni de izquierdas ni de derechas”.

 Apoyos y críticas

 A diferencia del 12M15M, el 25S no ha sido una convocatoria unitaria del 15M sino una convocatoria polémica organizada desde fuera del mismo, aunque por un grupo de gente que participa, participaba en él o era afín. Inicialmente, encuentra rápidamente el apoyo de personas y medios -como Iniciativa Debate- cercanas al 15M, pero en proceso de distanciamiento con respecto al mismo desde al menos principios de este año 2012[3], ya que lo ven como algo utópico, poco viable, paralizado/demasiado lento por las dinámicas asamblearias o poco eficaz para responder a la situación. En ese sentido, la iniciativa interpela fácilmente a aquellas personas que creen que hace falta “pasar a la acción” -como si la política asamblearia no fuera “acción”-, que hacen falta “acciones contundentes” para responder a la situación.

 A la vez, la iniciativa toma en parte el relevo del intento inicial de crear un Grupo de trabajo Proconstituyente dentro del 15M para elaborar una nueva Constitución, aunque el grupo acabó desapareciendo al poco tiempo.

 Las primeras críticas surgen desde el propio movimiento 15M (asambleas e individuos), antes de que el asunto tome relevancia en el espacio público. Entre estas críticas estarían: el desacuerdo con las formas, por no respetar el asamblearismo, la horizontalidad o la inclusividad, y por la falta de información y transparencia por parte de los organizadores; el desacuerdo con el contenido de la propuesta, por considerarlo poco realista, peligroso (porque podría provocar hechos violentos que refuercen la represión y criminalización de la protesta social[4]), poco concreto (en cuanto al cómo del proceso constituyente), o por privilegiar el aspecto “espectacular” y “eficientista” en lugar del trabajo asambleario o de barrio. No obstante, las posiciones dentro del 15M han sido diversas y matizadas: desde el rechazo y bloqueo total hasta el apoyo incondicional (pese la falta de información), pasando por el “no lo veo pero no bloqueo”[5] o las iniciativas de algunos sectores del 15M para “abrir” la iniciativa a una participación más amplia, más horizontal y transparente (esfuerzo que ha dado lugar a la Coordinadora 25S y al cambio de nombre a “Rescata el Congreso”), es decir, para reapropiarse la iniciativa.

DRY 2.0-asociación (Gándara y cia.) no lo apoya. DRY-15M-original no se pronuncia como organización y deja a cada asamblea local pronunciarse a favor o en contra, aunque ninguna se ha pronunciado en contra y sólo algunas a favor (ver organizaciones en el blog de la Plataforma). También Izquierda Anticapitalista se suma. Poco a poco, figuras señaladas de la izquierda (de IU) también van a apoyar la acción a título individual (Llamazares, Sánchez Gordillo…), mientras el gobierno, a través de la delegada Cifuentes, y los medios de derechas comienzan la tradicional campaña de deslegitimación y criminalización (“radicales”, “Golpe de Estado”…; ver noticia sobre las declaraciones de Cifuentes y su famosa lista).

 

NOTAS DE ANÁLISIS:

 Frente a una visión simplista que vería en el 25S una especie “expresión natural” del malestar social generalizado -que existe- o de las “necesidades” del movimiento 15M, u otra que vería en ello un intento de “manipulación” por parte de un grupo radical, conviene ver que el 25S entronca con ciertas tendencias existentes previamente en el 15M (tendencias “programáticas”, “constituyentes” -o más bien “constitucionalistas”- o “finalistas/eficientistas”), que no llegaron a imponerse y que han ido por ello rearticulándose en parte fuera del movimiento. Pero, al mismo tiempo, no es más que una respuesta posible y criticable a estas inquietudes, que a su vez ha creado otras. Es decir, ha hecho que el 15M se posicione -de diversas maneras- y manifieste sus tensiones internas.

 El 25S se organiza inicialmente en torno a una serie de ideas o conceptos centrales, que empiezan a difundirse en el 15M: “proceso destituyente”, “proceso constituyente”, etc. La idea del proceso “constituyente” parece remitir directamente a la elaboración de una nueva Constitución (tomando en parte como inspiración el modelo histórico de las revoluciones liberales), que iría precedida de una “destitución” del gobierno actual. Estas ideas plantean una solución política-institucional a una situación global que difícilmente puede solucionarse con un simple cambio de marco constitucional. Además, parecen olvidar que en cierto sentido, el 15M ha tenido desde el principio un carácter “constituyente”, pero en un sentido más amplio: el de constituir relaciones sociales, vínculos, solidaridad, formas de vida, otras formas de hacer política…

 Frente a una interpretación conspiranoica del 25S como una manipulación de las “masas” por parte de un grupo radical, conviene insistir en el hecho de que los iniciadores de la acción se han visto superados por el eco de su propuesta, que ha tenido gran éxito en las redes sociales, y su trayectoria posterior, en la que la presión de parte del 15M ha contribuido a redefinir la propuesta, abriéndola a más gente, suavizando los contenidos, cambiando las formas… Del mismo modo, es difícil de prever lo que pueda ocurrir el propio 25S en cuanto a participación real, actitud represiva de las autoridades (aunque los hechos recientes apuntan a una gran hostilidad por su parte y a la necesidad de tomar precauciones), eco mediático, etc.

 

Las distintas posiciones en torno al 25S manifiestan una vez más una tensión fundamental entre un polo asambleario y otro programático, entre procesos y objetivos/resultados (como dice Amador y en la línea de lo planteado por Butler), entre quienes valoran el movimiento en sí mismo y quienes privilegian los fines conseguidos o a conseguir, aunque quepan posiciones intermedias y grados. Quizá sea el momento de analizar y buscar solución a este problema buscando integrar ambos polos en un movimiento común. El 25S puede ser una buena ocasión.

CRONOLOGÍA:

Pueden distinguirse varias fases en el desarrollo del acontecimiento:

1) Antecedentes (julio 2011-julio2012)

2) Aparición y difusión inicial de la propuesta (mediados-finales de julio)

3) Pronunciamientos del 15M y eco mediático y político (agosto)

4) Apertura y redefinición de la propuesta inicial (finales de agosto-principios de septiembre, creación de la Coordinadora 25S)

5) Represión y recta final (15S – …)

———————————-

1) Antecedentes (junio-julio 2011-julio 2012)

15 de junio de 2011: milesdeindignadosintentanimpedireldebatedelPresupuestodelaGeneralitatqueteníalugaresedíaenelParlament. La acción acaba con altercados violentos y la criminalización por parte de las autoridades.

8 de julio de 2011: el recién creado Grupo de Trabajo Proconstituyente del 15M difunde estetexto, proponiendounaAsambleaCiudadanaConstituyente”.

 10 de agosto de 2011: el grupo de trabajo Proconstituyente del 15M propone la celebración de un plebiscito:

“Los indignados que han promovido esta iniciativa, que no ha nacido del consenso, pretenden que se coloquen unas urnas al lado de las correspondientes a los comicios para medir el apoyo de la creación de una Asamblea Ciudadana Constituyente. La finalidad de esta asamblea (que sería elegida democráticamente en unas nuevas elecciones) sería la reforma constitucional o la elaboración de una nueva Carta Magna. […]

A pesar de que el consenso entre los integrantes del 15-M (que normalmente se alcanza en las asambleas generales o de barrios) es la base de las iniciativas de los indignados, esta no nace del acuerdo. La idea se ha debatido en diferentes reuniones, pero los participantes en el debate no llegaron a un punto en común sobre la celebración del plebiscito. “Tampoco se ha consensuado una actitud de cara a las elecciones ni el final de las acampadas; el grupo Proconstituyente asume la convocatoria”, explica Giraldo. Leal especifica que no todos “apoyaron la iniciativa, incluso se produjeron acalorados debates”. […]

Además, aseguran que “la necesidad de una reforma constitucional es esencial, por no decir inaplazable”.” (EP, 10/08/2011)

 Un texto anónimo en un blog vincula esta tendencia proconstituyente del 15M al Movimiento Ciudadano hacia la República Constitucional (MCRC) y a personajes como LorenzoAbadíaEscario y AntonioGarcíaTrevijano, y denuncia su infiltración en DRY.

 20 de noviembre de 2011: elecciones generales: cambio de Gobierno con mayoría absoluta del PP.

 junio 2012: el grupo promotor de la acción empieza a trabajar en ella (ver EntrevistadeJuanluSánchez)

2) Aparición y difusión inicial de la propuesta (mediados-finales de julio)

15 de julio de 2012: empieza a difundirse la convocatoria y comienza a generar comentarios en la red. El siguiente correo anuncia la acción, con el link de Facebook:

 “¡Atención!, esta puede ser la próxima y definitiva movilización ciudadana a partir de la cual se inicie el proceso de cambio en el que se deje atrás el régimen vigente y se sienten las bases para una verdadera democracia.****

*La acción es clara y contundente:*****

 El próximo 25 de septiembre se llegará a Madrid de forma masiva desde todas partes de España, con el fin de rodear el Congreso de los Diputados y permanecer allí de forma indefinida, hasta conseguir la disolución de las  cortes y la apertura de un proceso constituyente para la redacción de una nueva constitución, esta vez sí, la de un estado democrático.

 Toda la ciudadanía está invitada a participar, ya sea a modo individual o a  través de asambleas, plataformas ciudadanas, etc. El cambio es necesario y va  a ser liderado por el pueblo.”

3) Pronunciamientos del 15M y eco mediático y político (agosto)

En los días siguientes se sucedieron los mails por parte de individuos, grupos y asambleas del 15M pidiendo aclaraciones y preguntando de dónde salía la propuesta y quién la apoyaba.

30 de julio de 2012: la Asamblea de Plaza Dalí desmiente su apoyo y participación en el 25S, tal y como decían algunos medios.

A lo largo de agosto las Asambleas locales empiezan a pronunciarse a favor y en contra (verrecopilacióndeAsambleaAustrias), a veces radicalmente, a veces con matices, y los medios de comunicación empiezan a dedicarle atención.

2 de agosto de 2012: Ocupa el Congreso convoca una Encuentro Intergrupos para el domingo 5 de ese mes, aunque con carácter “informativo” más que abierto a modificación:

“En este primer encuentro se hará una presentación de la propuesta, una puesta en común de dudas e ideas al respecto y se articulará un foro para trabajo común, en el que se estudiarán los aspectos estratégicos, tácticos y logísticos de la propuesta.”

4 de agosto de 2012: la Asamblea del Barrio de Malasaña consensúa “desvincularse” de la convocatoria y “no apoyarla”.

5 de agosto de 2012: Reunión/Encuentro Intergrupos en La Tabacalera. Un testimonio que llegó al correo de Análisis:

Reunión interestatal del 5 de Agosto

  Reproducimos la parte esencial que un miembro del 15M Villa de Vallecas ha hecho público. La reunión se realizó en La Tabacalera de Madrid en medio de ciertas medidas de seguridad y secretísmo. Durante la reunión se expresó que ” que una movilización de este calibre implica una organización amplia, y por tanto, si desde el inicio existe esta desorganización poco se puede esperar de la acción como tal”.

La reunión transcurrió de la siguiente forma “Hace la presentación B de DRY de Santiago de Compostela, quien indica lo siguiente:

La “Plataforma en Pie” surge aproximadamente hace dos o tres meses atrás, de entre varios grupos de personas, que a través del trabajo de acciones de protesta cada uno en sus territorios se plantean la necesidad de una protesta contundente, estos grupos de personas pertenecen a varias organizaciones, que ante el estar de acuerdo con realizar una protesta contundente, inician una campaña de publicidad a través de las redes sociales y vía correos electrónicos, para ver la aceptación que podría  tener esta propuesta y analizar cómo “respiraba” la sociedad ante esto.

  Por tanto no hay ninguna organización detrás de la “Plataforma en Pie”, ya que, como se menciona anteriormente, se crea a partir de este grupo de personas afines con esta idea y que pertenecen a distintos conglomerados de la sociedad civil.

  Además, con las ideas plasmadas en su manifiesto, es garantía más que suficiente para decir que no hay nada ni nadie detrás de esta plataforma.

  Aquí toma la palabra N de DRY Madrid, quien manifiesta que los objetivos de la acción “TOMA EL CONGRESO 25S” son:

  El objetivo primordial, no se basa en pedir ni dar respuestas/soluciones a los problemas ya que esto debe hacerse entre todos y todas. Por tanto el objetivo máximo de la acción es sin más la disolución de las Cortes, el Congreso y del Gobierno.

  Una vez alcanzado esto, se iniciaría un proceso hacia un nuevo modelo. A partir de la disolución de las Cortes, el Congreso y del Gobierno, establecer un proceso constituyente, para lo cual es necesario definir “cómo se quiere trabajar” en este proceso y con esto presionar a los grupos de poder a cambiar el modelo actual.

Se quiere movilizar a toda la ciudadanía para rodear el Congreso, más no tomarlo, es decir permanecer alrededor del Congreso hasta la disolución de este y con él la disolución del Gobierno y las Cortes; la denominación “TOMA EL CONGRESO” es sólo simbólica, similar a la acción “Toma Bankia”, donde no se perseguía “tomar” literalmente Bankia sino estar ahí como medida de presión.

  La “Plataforma en Pie” y por tanto la manifestación “Toma el Congreso 25S”, es pacífica, más no pacifista, esto es que la plataforma respalda el concepto de “legítima autodefensa”.

  Proponen crear una plataforma de trabajo entre todos y todas, eso sí dejando fuera a grupos xenófobos, de ultraderecha, etc. que están identificados en el listado de exclusión presentado en la propuesta. Con ello, empezar a trabajar con reuniones presenciales, aunque dado el alcance nacional de la propuesta, hacerlo telemáticamente vía N-1 por poner un ejemplo, esto por la dificultad que tendría trasladar a todos los organizadores y grupos de trabajo a Madrid, por lo que la vía telemática es una buena opción.

  En este punto se insta a que cada persona se presente y diga a qué organización pertenece, empiezan por presentarse los convocantes:

 “Plataforma en Pie”: ( se omiten los nombres por no tener permiso de los interesados ) B – DRY Santiago de Compostela. N – DRY Madrid. M – DRY Murcia. D – Anonymous Sevilla. S – 15M Tenerife y del Grupo Constituyente Tenerife.

 

11 de agosto: La Asamblea Popular de Pedrezuela consensúa no apoyar la acción, por los siguiente motivos: “se ha realizado con unas premisas que no se corresponden con la forma de actuar de las asambleas integradas en el 15 M” (cita apertura, inclusividad, horizontalidad, transparencia); “tanto la acción en sí, como los comentarios de sus promotores y algunos defensores rezuman violencia no disimulada y la alientan” y “Es una provocación directa a las fuerzas del orden público y es mandar a las compañeras que asistan a que sean agredidas, encima legalmente.”

12 de agosto: La Asamblea Popular de Moratalaz decide no apoyar la acción.

15 de agosto: ElpartidoRegeneraciónylaPlataformadelasClasesMediassesumanal 25S. Jesús Posada, presidente del Congreso, defiende el blindaje policial del Congreso ante posibles “alagaradas callejeras” (en referencia al 25S) desde una lógica preventiva y sacralizadora de las instituciones vigentes:

 “Es mucho mejor prevenir con fuerza suficiente para que no haya incidentes, a que haya incidentes y luego tener que intervenir” […]

“el Congreso es inviolable, especialmente cuando está reunido” […]

se ha mostrado convencido de que también en septiembre se tomarán las decisiones adecuadas “para que el Congreso continúe legislando sin presión de los manifestantes o de algaradas callejeras”. […]

“Y estoy seguro, no tengo la más mínima duda, que tanto ese día 25 como cualquier otro el ministerio del interior tomará las medidas para que eso no pueda ocurrir”” (ElMundo, 15-08-2012)

15-16 de agosto: La Sexta se hace eco de la convocatoria y le dedica espacio en el telediario y en el programa Al Rojo Vivo. SánchezGordillosepronunciaafavordelaaccióncalificandoalGobiernodeilegítimoportraicionarsuprograma.

16 de agosto: DRY-asociación decide “desvincularse completamente” de la acción (EuropaPress, 16/08/2012):

“la asociación DRY! explica que aunque considera que el Gobierno no es “legítimo” por no haber “cumplido los compromisos con los que se presentó a las elecciones”, cree que “forzar su dimisión, sin haber definido previamente un proyecto que acompañe a un futuro constituyente, no tiene sentido”.

“Nos consta que la preparación de la acción, a día de hoy, es escasa, y que sus impulsores no han definido el objetivo de la acción, más allá de hacer dimitir al Gobierno y establecer un proceso constituyente”, advierten en el texto difundido a través de su web, en el que tachan de “irresponsabilidad” convocar una movilización “tan arriesgada, sin tener un objetivo claro”. “Es necesario un trabajo más concienzudo y meticuloso, y alternativas reales y concretas”, aseveran.”

En esa misma noticia, un miembro de DRY-original dice que la propuesta es difusa y poco transparente, y “ha explicado que de aprobarse finalmente la participación en la iniciativa, su intención sería “reformular” la convocatoria para hacerla más “transparente”, más “segura” para los que participen en ella y más coherente en los contenidos.” Se habla de la adhesión, no obstante, de ramas locales de DRY a la propuesta como DRY-Mallorca.

Desde el PSOE, José Martínez Olmos (portavoz de Sanidad en el Congreso y ex-Secretario de Estado de Zapatero), se pronuncia claramente en contra de la iniciativa:

“la iniciativa de tomar el Congreso el 25 de septiembre, tal como está formulada es claramente la antesala de un golpe de Estado”

“Acampar dentro del Congreso como hizo Tejero (el 23F de 1981) o fuera, como ahora se pretende para el 25S, tiene idéntica finalidad: secuestrar la soberanía”

También su secretario de Organización, Óscar López, muestra rechazo: “no se puede paralizar ni se puede poner en tela de juicio el sistema democrático y el funcionamiento de la soberanía nacional”. (ABC, 16-08-2012).

Joan Tardá, de ERC, no se pronuncia claramente a favor ni en contra, pero critica la falta de referencia al derecho de autodeterminación y la “españolidad” implícita en la propuesta:

“Si los convocantes del 25-S anhelan un sistema nuevo, ajeno a corrupciones y tiranías, ¿por qué no defienden el derecho de las naciones?” (ElSemanalDigital, 16-08-2012)

17 de agosto: Llamazares da su apoyo en una entrevista a La Sexta: «Incluso siendo diputado yo estaré con los ciudadanos intentando participar en una movilización el 15, el 25 o el 22 de septiembre para que la política económica cambie y responda a los intereses de la mayoría de los ciudadanos»; “«Yo diría en vez de “Ocupa el Congreso”, “Libera el Congreso”, porque me siento ocupado desde dentro», ha denunciado, al tiempo que ha manifestado que le parece lógico «que en las actuales condiciones los ciudadanos se movilicen, defiendan sus derechos y lo hagan en la calle» y ha reconocido que «incluso» está de acuerdo «con muchas de sus reivindicaciones».” (ABC, 17/08/2012) También critica las declaraciones críticas con el 25S de Jesús Posada, Presidente del Congreso, y Pepe Martínez Olmos, diputado socialista.

19 de agosto: La Asamblea General de Sol “consensúa:

1.- Que nosotrxs no formamos parte del grupo de convocantes de esta acción.

2.- Que nos desvinculamos de la acción en sí, si bien no ponemos en tela de juicio los motivos que la han generado. No apoyamos la convocatoria por considerar que su procedimiento es contrario a nuestros consensos.”

20 de agosto: eldiario.es publica una entrevista de Juan Luis Sánchez a los convocantes de Ocupa el Congreso (NosomoslaultraderechaniqueremosasaltarelCongreso“, 20/08/2012), en la que se precisa:

●      que se trata de rodear masivamente el Congreso, no de “asaltarlo”;

●      que no hay “ultraderecha”;

●      que la acción “se plantea pacíficamente”;

●      que la intención es que no sea “una manifestación más”, sino algo que marque “la diferencia con otras movilizaciones anteriores haciéndonos fuertes, quedándonos allí hasta que forcemos la dimisión del Gobierno”.

El artículo de J. L. Sánchez distingue tres posiciones o actitudes hacia el 25S dentro del 15M:

“1. “No lo veo, pero no bloqueo”. Son aquellas personas que creen que la convocatoria del 25S se ha enfocado mal o que ha manejado el lenguaje de forma torpe, poco eficaz, depurando poco las ideas hasta llevarlas a conceptos que pueden ser percibidos como peligrosos para la mayoría. Y “si la intención es que la manifestación sea del 99%, el lenguaje debe ser inclusivo”, nos comenta un activista. Aún así, estas personas apuestan por dejar que cada uno convoque lo que quiera y no piensan deslegitimar la convocatoria solo por el hecho de que no haya sido diseñada por ellos.

2. Rediseñar el mensaje y relanzar otra convocatoria. Hay varios grupos que están trabajando para, con la fecha común del 25S, hacer una convocatoria que genere menos dudas y que esté planteada de forma “más inclusiva”. Así por ejemplo ha nacido @rodeaelcongreso  (tambiénenFacebook ). También se han planteado movilizaciones en otras fechas, como el 15 o el 22 del mismo mes, aún por cuajar.

3. “Si no te gusta, entra y cámbialo”. La tercera postura es la que pide un gesto de generosidad para los convocantes, un gesto de confianza. “Todavía queda tiempo para el 25S y si hay cosas que no nos convencen, podemos trabajarlas con ellos y cambiarlas con ellos”, nos dice una persona que ha empezado a ir a las reuniones con la plataforma ¡En pie!. “También es que hay algo de celos”, nos comenta otro activista del 15M medio en broma medio en serio, “como no hemos sido nosotros los que hemos dado con la tecla, pues a alguno le da hasta rabia”.”

Faltaría la posición de rechazo, que existe con distintos matices.

 21 de agosto: La Plataforma en Pie convoca una segunda Reunión Intergrupos para los días 25 y 26 de agosto, sin publicitar ni el lugar ni la hora:

En este encuentro se dedicarán las dos primeras horas a resolver preguntas y dudas que puedan existir entre diferentes colectivos sobre la acción. Después de esta primera parte, la reunión se centrará en los aspectos organizativos de cara a la estructuración de la propia Plataforma Intergrupos, así como de la acción del 25S y cuestiones anexas.

 22 de agosto: se hace pública la siguiente votación interna de DRY-original:

  • “Tras votación interna DRY como plataforma estatal ha decidido no apoyar la iniciativa#25S al no alcanzar la propuesta el 75% necesario
  • Cada nodo local de la plataforma DRY libremente apoyará o no la convocatoria#25s, pero como colectivo estatal no nos sumaremos.
  • A pesar de no haber consenso total, la convocatoria de #25s ha obtenido un 71,4% de apoyo que cada nodo local expresará individualmente.
  • Respetamos el disenso y la opinión de quien no está de acuerdo con el #25s y por eso dejaremos las adhesiones para nivel personal y de nodo.”

4) Apertura y redefinición de la propuesta inicial (principios de septiembre, creación de la Coordinadora 25S)

26 de agosto: tras el segundo Encuentro Intergrupos, el 25S parece “reinventado, abierto y redefinido”, “hackeado por el 15M” (eldiario.es, 26/08/2012):

  • se crea la Coordinadora 25S, en la que se integran la Plataforma en Pie y distintas personas del 15M a título individual.
  • se aclara que lo de “Ocupa el Congreso” es simbólico y que se trata más bien de rodearlo.
  • seformantresgruposdentrodelaCoordinadora: el Grupo de Comunicación y Extensión; el Grupo de Contenidos; y el Grupo de Logística y Acción.
  • se crea la webdelaCoordinadora, donde se van colgando las actas de forma pública, y las asambleas se publicitan y abren a quien quiera participar, incluidas Asamblea Informativas.

Se hace público el siguiente llamamiento de la Coordinadora, que atestigua el cambio de tono:

Llamamiento 25S:

El 25 de agosto de 2012 se ha constituido la Coordinadora 25S formada por distintas personas, organizaciones, plataformas, asambleas y colectivos, que habiendo analizado la injusta situación de pérdida de libertades y derechos (Sanidad, Educación, Servicios Sociales, Empleo, Vivenda,…) actual propone un proceso que nos lleve a un nuevo modelo social basado en la soberanía popular participativa.

Para lograrlo hacemos este llamamiento a toda la ciudadanía tanto a participar en la Coordinadora como en la acción concreta:

– Rodear el Congreso de Diputados hasta lograr nuestros objetivos.

– Apoyar e impulsar las iniciativas simultáneas a nivel estatal rodeando otros órganos institucionales.

Queremos que el 25S sea un día de acción y el punto de partida para que todas seamos partícipes en la construcción de nuestro futuro.

La coordinadora 25S quiere desmarcarse de cualquier individualidad, grupo u organización que no respete el espíritu de este llamamiento. Expresiones violentas, racistas, xenófobas, machistas, homófobas o fascistas quedan fuera de esta convocatoria

27 de agosto: Cristina Cifuentes hace declaraciones a Europa Press vinculando el 25S a grupos extremistas de izquierda y derecha, pese a reconocer su “heterogeneidad”, que quieren “desestabilizar el sistema democrático” y anuncia que se impedirá la acción:

“«Por tanto, en un caso como el del 25-S se da el caso de que los extremos se tocan y al final tanto la extrema derecha como la extrema izquierda están buscando la desastibilización del sistema democrático, con una acción tan simbólica como es la ocupación del Congreso», ha dicho. Eso sí, ha querido felicitar al 15-M por desmarcarse de este iniciativa.” (EuropaPress, 27/08/2012)

28 de agosto: La Plataforma en Pie emite un comunicado desmintiendo lo señalado en el artículo de Juan Luis Sánchez del día anterior y señalando que:

“mantiene intacta su identidad y sus objetivos iniciales, que es y seguirá siendo fiel a su Documento Base y Hoja de Ruta, cuyos principios son irrenunciables, y a la acción “Ocupa el Congreso” tal y como está planteada en dicho texto.

Que la Plataforma continuará impulsando la acción “Ocupa el Congreso” y manteniendo reuniones con diversos colectivos y organizaciones políticas y sociales afines, con el fin de hacer llegar la acción a los mismos, y sumar adhesiones, siempre que sea posible, a la acción tal y como está definida.

Que entendemos que esta iniciativa ha de ser plural y respetamos la idiosincrasia de cada grupo, por tanto invitamos a los distintos colectivos a sumarse a la acción construyendo juntos a partir de lo ya creado, e invitamos a que lo hagan convocando con su propio manifiesto y creando su propio evento, con la única petición de que enlacen en sus textos los canales de difusión de la Plataforma ¡En Pie!, y a crear espacios de colaboración para desarrollar diferentes áreas de la organización del evento.

Por tanto seguimos trabajando en la misma línea en la que lo hemos hecho hasta ahora para que el 25S sea una acción rupturista que nos lleve al cambio deseado.” (PEP, 28/08/2102)

Ello marca una distancia con respecto a la Coordinadora y expresa la voluntad, al menos de una parte de la Plataforma, por conservar la convocatoria inicial intacta frente a sus intentos de redefinición.

Se convocanreunionesdelosGruposdeTrabajo de la Coordinadora para los días 28, 29 y 30 de julio.

30 de agosto: El diario Público publica abundante material sobre la convocatoria. Cristina Cifuentes hace nuevasdeclaracionesdeslegitimandolaconvocatoria:

“el Congreso “es un lugar inviolable y está protegido por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado ante cualquier tipo de ataque”. “En mi opinión es un golpe de Estado encubierto y un acto delictivo. Quienes están detrás son grupos muy radicales, tanto de derechas como de izquierdas”, ha manifestado.

“Esto no va a pasar, no van a entrar en el Congreso se pongan como se pongan porque los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado van a hacer que se cumpla la ley”, ha advertido. Cifuentes está convencida de que la convocatoria no tendrá excesivo éxito “porque la gran mayoría de los españoles no tienen nada que ver con actuaciones radicales”.”

2 de septiembre: en la asamblea de la Coordinadora 25S celebrada en el Palacio de Cristal del Retiro se consensúa cambiar el nombre de la acción a “Rescata el Congreso” y se reformula el objetivo inicial de la acción (rodear el Congreso hasta que el Gobierno dimita, se disuelvan las Cortes y se inicie un proceso de transición):

“la intención no es que de la acción del 25S salga una Constitución aprobada, sino que es el punto de partida para iniciar el proceso de su elaboración. Un proceso que debe ser “participativo, articulado a través de asambleas” y que incluya “cambios jurídicos, instrumentos en la Carta Magna para que el pueblo pueda exigir sus demandas al Gobierno”.” (CuartoPoder, 3 deseptiembrede 2012)

Mientras tanto, La Razón publica unartículo que define al 25S como “la deriva más radical del 15M”, que lo vincula con grupos radicales y “extremistas”, e indirectamente con el chavismo. También recupera las declaraciones de Cifuentes y añade la referencia a la famosa lista:

“Los antisistema de siempre

Allí donde hay una protesta que se convierte en violenta están los antisistema de siempre. Según explicó la Delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, «es un grupo de entre 800 y 1.000 personas que están en todo y son los que provocan los incidentes».”

4 de septiembre: la Plataforma en Pie emite un comunicado en el que se desmarca de los últimos cambios en el planteamiento de la acción tras las jornadas de El Retiro, entendiendo que éstos la “suavizan” demasiado y le quitan su carácter original:

“Desde la Plataforma ¡En Pie! comunicamos que, por respeto a las personas y colectivos que han apoyado desde un principio “Ocupa el Congreso”, tal y como lo hemos planteado, como una acción contundente y rupturista, así como por nuestras propias convicciones, ya que consideramos que nuestra hoja de ruta e ideario son irrenunciables, continuaremos trabajando tal y como hemos hecho hasta ahora, de forma independiente y autónoma, cooperando en aquellos aspectos en los que la organización de la misma lo requiera, con grupos afines que decidan adherirse a la acción.

Por tanto hemos tomado la decisión de no integrarnos en ninguna plataforma o coordinadora que pueda implicar renuncias de cualquier tipo respecto a los contenidos en los que nos reafirmamos, y que han apoyado decenas de miles de personas.

No obstante, respetamos y valoramos positivamente como un éxito de la convocatoria y de la propia Plataforma ¡En Pie! el que distintos colectivos se organicen, desarrollen sus propios contenidos y participen de la acción haciéndola propia.

Por nuestra parte continuamos avanzando con determinación en el camino que hemos emprendido y trabajando por alcanzar los objetivos que nos hemos fijado desde un principio: dimisión del Gobierno, disolución de las Cortes y de la Jefatura del Estado, y la apertura de un proceso de transición hacia un nuevo modelo basado en la justicia y la libertad.”

Al día siguiente, Público habla de que “El 25Sseparteendos”.

7 de septiembre: La Coordinadora publica su Manifiesto: “Lademocraciaestásecuestrada. El 25Svamosarescatarla”, donde se desarrolla la idea de “rescatar el Congreso” y se rearticula en parte el discurso inicial de la Plataforma:

  • denunciando la pérdida de soberanía popular a manos de la Troika y los mercados con la colaboración de “la mayoría de los partidos políticos”;
  • definiendo la acción como un “salto en la movilización social” con el objetivo de “recuperar” “la soberanía y el poder ciudadano, es decir, la democracia”;
  • recuperando la negación de pagar la deuda;
  • conservando la idea de un proceso constituyente, añadiendo que se trata de un “proceso de participación directa abierto”, “sostenido y cuya definición colectiva comienza, pero no termina, el 25S” (idea del 25S como punto de partida).
  • añadiendo un llamamiento a “que se articulen y unan otros movimientos sociales” (funcionarios, mareas, etc.) y “buscar una salida colectiva”, mostrando un discurso más abierto e incluyente.

Público reproduce en un artículo las siguientes declaraciones de la Plataforma, que manifiestan las tensiones con el 15M y la Coordinadora: “El 15-M ha calado tanto que parece que quien no trabaja como ellos es un sectario“, lamentan desde la plataforma.” (Público, 07/09/2012)

9 de septiembre: Asamblea general de la Coordinadora 25S en El Retiro. Los Grupos siguen trabajando en la misma línea y los medios no se hacen eco, a pesar de que mientras tanto las Adhesiones se han ido multiplicando poco a poco (distintas asambleas de España, PCE, Ecologistas en Acción, Izquierda Anticapitalista, En Lucha, etc.).

14 de septiembre: en una entrevista digital en El País, Cifuentes responde a las preguntas de los lectores sobre la manifestación del 15S y sobre el 25S:

Hasta el momento, nunca se ha permitido a los manifestantes llegar al Congreso. ¿Que ocurriría si simplemente se les dejara llegar hasta la puerta? ¿Quemarían el edificio? Creo que al prohibírselo, solo se logra convertirlo en un objetivo mas llamativo…

El día 25 habrá sesión de pleno. El Código Penal prohíbe que en esas circunstancias haya manifestaciones en el entorno del Congreso de los Diputados. Las medidas preventivas tratan de evitar cargas policiales ante la posibilidad de que se quiera ‘tomar el Congreso’, como se da a entender en las redes sociales. Mi obligación como delegada es que se cumpla la ley y garantizar la integridad del Congreso.

¿Se va a prohibir la manifestación del 25S?

Es una manifestación no comunicada y por tanto no cumple los requisitos legales establecidos por la Constitución. El día 25 la Policía Nacional garantizará la seguridad ciudadana y el orden público. Nuestra legislación determina que no se puedan realizar manifestaciones, aunque sean pacíficas, mientras están reunidas las Cortes para “no violentar la libertad de los legisladores”. Se actuará en consecuencia.

¿puede definir en qué consiste ser antisistema?

Para mí es ir en contra de nuestra democracia y del sistema político que mayoritariamente nos hemos otorgado los españoles.

Hace unas semanas usted afirmó que había una lista “negra” en la que se identificaban entre 800 y 1.000 personas “violentas” en Madrid. Quisiera saber si soy una de ellas. ¿Dónde se puede consultar? Mi nombre es Patricia Horrillo (@patrihorrillo para más señas) y soy periodista. Gracias🙂

Yo jamás he afirmado eso. De hecho colgué literalmente la entrevista de la cual salió ese bulo para que no hubiera dudas. Como veo que usted, a pesar de ser periodista, no ha visto tal entrevista, se lo he vuelto a aclarar: no existen ni listas negras ni blancas, tan solo grupos y organizaciones (sin identificar las personas que los componen) que, según los informes policiales, participan de manera habitual en todo tipo de movilización que se efectúa en Madrid.

5) Represión y recta final (15S – …)

15 de septiembre: durante la manifestación del 15S, convocada por los distintos sindicatos y “mareas”, cuatro personas de la Plataforma en Pie son detenidas por desplegar una pancarta que decía “25S Rodea el Congreso” y acusadas de resistencia y desobediencia a la autoridad. La Coordinadora 25S emite un comunicado condenando las detenciones y la criminalización, y llamando a continuar la movilización el 25S y “más allá”. Cifuentes niega que se les haya detenido por sacar una pancarta.

16 de septiembre: alrededor de las 12:30 de la mañana, durante la asamblea de la Coordinadora en El Retiro, aparecen “dosfurgonetasdelaPolicíaNacionalymásdeunadecenadeefectivoshansolicitadolaidentificaciónatodaslaspersonaspresentes”. Por la tarde, 25 afectados por esta acción policial interponen una denuncia en los Juzgados de Plaza de Castilla por abuso de autoridad.

Tras estas muestras claras de una actuación represiva “preventiva” y políticamente motivada por parte de la Delegación del Gobierno, los discursos externos al 15M empiezan a girar en torno a la represión policial. Dentro del 15M siguen los apoyos y rechazos por parte de asambleas, aunque la represión podría generar precisamente el efecto de incrementar los apoyos dentro del 15M y movimientos sociales afines, al tiempo que puede disuadir a tantos otros por miedo.

TRATAMIENTO EN LOS PRINCIPALES MEDIOS DE COMUNICACIÓN

El País. Parece ignorar el asunto desde el principio, que sólo ha aparecido puntualmente en Eskup o en las preguntas de los lectores a Cifuentes, y estar más ocupado en hacer “oposición” al Gobierno dentro de los cánones de la Cultura de la Transición y el bipartidismo -los suyos-. En este sentido, si dio amplia cobertura a las manifestaciones del 15S y a las posiciones de los sindicatos mayoritarios, obvió totalmente las detenciones relacionadas con el 25S. También es significativa la presencia de noticias sobre las “vallas” del Congreso sin mención alguna a “Ocupa el Congreso”.

Este vacío puede deberse simplemente a una voluntad deliberada de no dar cobertura a acontecimientos que considera minoritarios, peligrosos o demasiado radicales, para conservar su imagen de moderación y “centro”; simplemente porque no lo considera suficientemente importante; o porque desde la dirección se ha optado por ignorarlo para no “alimentarlo”, al considerarlo peligroso y poco “democrático”. Aunque todo esto no son más que hipótesis posibles. Habrá que ver el tratamiento que le de cuando tenga lugar.

El ABC y El Confidencial manejan fuentes policiales y de la Delegación. Mantienen el término “ocupación” y las únicas fuentes que se citan no policiales/institucionales son las que refuerzan las desavenencias dentro del movimiento 15M. Los 3 elementos juntos hacen que la acción se presente no sólo como acción minoritaria, sino violenta.

Se trata de defender la institución de un ataque (implícito: posible golpe de estado). Constante uso de términos policiales y acciones de guerra.

Muy institucional (no se nombra a las instituciones por quienes las representan: Cifuentes, etc.; sino con términos abstractos que refuerzan la autoridad: delegación, jefatura del estado). El enfrentamiento aparece así entre instituciones y grupos minoritarios.

El Mundo se posiciona rotundamente en contra de la convocatoria del 25S. Hace suyas las palabras de Cristina Cifuentes en que califica la convocatoria de intentona golpista. El Mundo saca partido de los temores que en algunos sectores de la ciudadanía surgen ante la idea de una “ocupación” del Congreso, utilizando el fantasma del golpe de Estado para crear temor, y hacer surgir la duda sobre las intenciones de los convocantes. No duda en azuzar esos temores, alegando que detrás de la convocatoria puede haber grupos ultras (sin precisar cuáles ni cuáles son sus fuentes). Recoge en sus titulares todas las opiniones contrarias a la convocatoria, y todas las de aquellos colectivos que se desmarcan de ella. Llama la atención la insistencia de los titulares en desvincular al 15M de la convocatoria, y su hincapié en subrayar que un sector del 15M no asistirá a la misma.

En ningún momento recoge los puntos de vista favorables, ni el contenido básico de las reivindicaciones. Omite claramente la información que no se corresponde con lo que quieren transmitir. No trata de hacer llegar a sus lectores una imagen plural y global de la realidad social y política española que está en el origen de esta protesta ciudadana. Tampoco se hace eco de las múltiples ocasiones en que se ha explicado que la “toma” del Congreso es un acto simbólico de protesta y reivindicación, no un golpe de estado. El Mundo está basando su argumentación básicamente en el miedo al golpe de Estado y oculta sistemáticamente todo aquello que no se corresponda con lo que quieren vender al ciudadano.

Maneja además fuentes de parlamentarios de izquierda que refuerzan tanto la presentación como acción que no tiene apoyo de la sociedad, como “toma de una institución”. De este modo se incluyen en la noticia la comparación con la “Acampada de Tejero” que hace un diputado socialista, y la separación de los movimientos nacionalistas de izquierda.

Muy importante: el blindaje del congreso no aparece como causa de la acción, sino como una consecuencia necesaria (para defenderse).

Aparecen otras voces de la sociedad personalizadas (diputados) que en el ABC y El Confidencial, y hay presencia de más instituciones instituciones.

Público. La información se centra en dar cuenta de la transformación de la acción convocada y de los convocantes: en proceso de transformación para hacerse más inclusivas. Revela fechas, cambios de discurso y de los convocantes. Insiste en palabras clave, que fijan esos cambios: de plataforma a coordinadora, de ocupar a rodear, finalmente “recuperar”, apertura e inclusión (frente a los primeros momentos) señala carácter republicano y antifascista. Cambio de lenguaje hacia otro más cercano en el espíritu del 15m.

Para hacerlo da voz a fuentes del movimiento que lo personalizan y evitan la fácil presentación como grupo minoritario y radical.

Aparece más como movimiento social y con mayor base, se aclaran las reivindicaciones, que se alejan de la toma del congreso.

Puntos positivos: da la voz a los que han sufrido las detenciones y proporciona mucha información sobre los derechos que se han visto suprimidos, y de los argumentos legales que se pueden emplear para denunciar hechos semejantes; contra la criminalización, personaliza y da voz a los afectados, así como intenta poner en evidencia a Cifuentes; ensalza los aspectos de “izquierdas” dentro de la convocatoria para darle legitimidad ante sus lectores; presta algo de atención a las propuestas concretas incluidas en la convocatoria.

Punto negativos: no queda claro quién envió a la policía, parece fomentar una teoría de la conspiración en que las personas están vigiladas; en las noticias, la mayoría de los actores mencionados son activistas del movimiento, lo que crea una desigualdad y se puede interpretar como victimización por parte del poder político; muchas veces se menciona a las fuerzas de seguridad pero muchas veces no existen los datos específicos; falta fundamento legal e información precisa.

Diagonal. Se muestra favorable y ha apostado en la última semana por intentar aclarar la cuestión un tanto indefinida del “proceso constituyente” (en cierta medida un punto débil de la convocatoria).

La República. Se presentan con detalle y fidelidad metas y objetivos, y se dan por seguras acciones y resultados. El problema es que aparecen despersonalizadas (se harán; se rodeará) y parecen a veces un tanto proféticas. Tampoco se ve claramente quiénes son los protagonistas.

 

 POSIBLES ESTRATEGIAS DE COMUNICACIÓN/CONTRAINFORMACIÓN

Asumiendo que el 25S es ya un acontecimiento difícil de parar, el 15M parece haber asumido el reto de hacerlo suyo, reformularlo y abrirlo. En este sentido, estratégicamente, el 25S puede ser una buena ocasión para intentar renovar el interés de la ciudadanía por el 15M, sus formas de hacer y sus propuestas, así como incrementar la participación en el mismo de capas más amplias de población (que no ha dejado de decaer en el último año), a la vez que se expresa un malestar social creciente con el sistema político y económico vigente. Para ello, se pueden pensar distintas estrategias de comunicación y contrainformación:

  • Recuperación de algunas de las “señas de identidad” del 15M que contribuyeron a las movilizaciones masivas de los inicios del movimiento, como puede ser apelar a la espontaneidad, la creatividad, la no-violencia, el civismo (un “civismo crítico” o “desobediente” a no confundir con el conformismo), la inclusividad, etc.
  • Uso de la ironía, la parodia e inversión de los discursos del poder (son los bancos y los mercados los que “ocupan el Congreso”, etc.).
  • Intentar integrar los polos asambleario/procesual y programático/eficacista del 15M, apelando a la necesidad a la vez de obtener algunos “resultados” y a la necesidad de respetar los tiempos y procesos de la práctica asamblearia, la horizontalidad y la inclusividad. Ambas dimensiones son fundamentales y ninguna debe plegarse a la otra: la acción del 25S no deslegitima para nada la práctica del día a día, semana a semana en las asambleas de barrio; al contrario, en un remoto caso de éxito y de iniciarse realmente un proceso constituyente, debería apoyarse en ellas.
  • Apelar continuamente a la participación de “todos y todas” el día 25S, con mensajes inclusivos que interpelen a toda la ciudadanía y no sólo a algunos de sus sectores, y sin oponerlo radicalmente a otras movilizaciones próximas en tiempo y preocupaciones (como el 15S), para generar lazos y puentes entre distintas movilizaciones y permitir una participación más amplia.
  • Valorar que el término “ocupar” tiene un significado distinto cuando se aplica a un espacio público (plaza) que cuando se aplica a una institución (Congreso). En este último caso aparece como una acción no de apropiación de lo público sino como una acción que requiere defensa. Esto resta apoyo. En los medios que se hacen eco de la oposición a la acción se adopta un lenguaje de guerra: hay que defenderse, blindar.
  • El término “recuperar”, “recobrar”, no sólo describen la acción, sino que además señalan que el blindaje del Congreso es anterior y no un acto defensivo. Refuerza los valores del 15M y sitúa la acción sobre la base de un movimiento social, vinculado al deseo de una democracia más participativa.
  • La distancia o las desavenencias con sectores del 15M, pero sobre todo con sus modos de hacer restan no sólo apoyo, sino que contribuyen a una representación del movimiento como una acción minoritaria. Generan desconfianza (grupos ultras).
  • La despersonalización (“se va a ocupar…”, etc.), así como la falta de transparencia y el secretismo iniciales, acentúan las interpretaciones conspiranoicas y las sospechas hacia la acción. En este sentido, insistir en que la acción la organizan personas, ciudadanos, gente común, como se hacía con el 15M, que se reúnen en El Retiro (apoyándose además en el vídeo de las identificaciones de domingo pasado, donde se ve a “gente normal”), puede ayudar a evitar esas connotaciones.

Síntesis del análisis y estrategias posibles

 
Ámbito
Análisis
Estrategias posibles
    Político-institucional
 Los dos partidos mayoritarios (PP, PSOE) se pronuncian en contra mostrando argumentos de corte legalista, sacralizando las instituciones políticas vigentes (símbolos “intocables” de la Cultura de la Transición). Los partidos minoritarios con representación en el Congreso se pronuncian de forma ambivalente o de forma indirecta (ERC, IU, PC). Los sindicatos mayoritarios no se pronuncian.
– insistir en el carácter poco democrático de estas instituciones; son ellas las que están ocupadas (por los mercados, etc.) – insistir en la soberanía popular frente a su desposesión por parte de estas instituciones – insistir en el carácter no-violento; se trata de un rodeo, no de “asalto” ni una “ocupación”; se trata de recuperar o recobrar el Congreso y la soberanía usurpadas. – insistir en argumentos comunes como la mentira de las políticas de austeridad, la crítica del poder de los mercados y la pérdida de soberanía frente a la Troika, la pésima actuación del Gobierno, etc.
Mediático
El País hace el “vacío” a la convocatoria. Público, Diagonal y otros medios minoritarios de izquierdas se muestran favorables, sobre todo a partir de la reformulación de la iniciativa e insistiendo en su contenido “de izquierdas”. Los medios de derechas se muestran claramente en contra, apoyándose en la visión gubernamental y en la criminalización de la protesta (“antisistema”, “radicales”, “golpe de Estado”, “asalto”, “ocupación ilegal, etc.).
 – frente a la criminalización:1. recurso a los clásicos del 15M (“radicales” porque vamos a la raíz; el sistema es anti-mí; etc.)2. visibilización de la arbitrariedad de las acciones represivas.3. insistir en que la acción es no-violenta y que la hacen personas, gente de a pie, no grupos organizados en la sombra… – insistir en lo que une a las movilizaciones existentes (educación, funcionarios, sanidad, etc.), tendiendo puentes: rechazo de los recortes y políticas neoliberales que salvan bancos y no personas, de la degradación de lo público, etc. Estamos todos en el mismo barco y el barco se hunde…
 Movimientos sociales
Algunas organizaciones minoritarias-extraparlamentarias de izquierdas (IA, PCE, En Lucha, Ecologistas en Acción) apoyan la acción. Eso aporta legitimidad, aunque escorada a la izquierda.
 – ídem: insistir en lo que nos une; en los motivos compartidos.
 15M
Varias asambleas apoyan la acción sin condiciones (comparten motivos, medios y fines). Varias apoyan con condiciones: que sea pacífica o no-violenta; que abra, se coordine y ratifique por asambleas; que el proceso constituyente sea asambleario; etc. Muchas asambleas se oponen por considerar la iniciativa:1. ajena a los principios del 15M (transparencia, horizontalidad, inclusividad, asamblearismo)2. peligrosa o irresponsable por la violencia y represión que puede generar3. falta de un mayor trabajo4. separa más que une5. dudas con “proceso constituyente”6. poco realista y solución insuficiente
– Ante la desconfianza de las asambleas insistir en que:1. la acción es no-violenta;2. se ha abierto a la participación de todas;3. debe ser masiva, porque la situación nos afecta a todas;4. que el trabajo de este último año ha sido decisivo y sigue siéndolo, y que esta acción no debe comprometerlo, sino reforzarlo.5. reforzar la idea de que la acción no será la panacea ni la solución a nuestros problemas, sino sólo el comienzo de algo, una acentuación de la movilización exigida por la propia situación, la expresión necesaria del malestar social (frente a la situación crítica actual en cierta medida el trabajo asambleario de base, aunque es necesario, quizá no basta).6. el proceso constituyente se hará desde abajo, desde las asambleas, con la participación de todas.
 Otros análisis de prensa sobre el 15M realizados por la Comisión de Análisis pueden servir también de inspiración:
Análisis de prensa de la cabalgata indignada del 28 de diciembre de 2011.
– Análisis de prensa del 12M15M (I), (II), (III) y (IV).

[1] La página web decía: “Un grupo de  activistas que trabajamos en distintos colectivos (15M-Dry, DDHH, PAH, III República, Constituyentes,…) nos hemos reunido en un frente común  para llevar a cabo esta acción, 25S “Ocupa el congreso”.” Más tarde, esta información se borró. También se sugirió en varias ocasiones que se trataba de gente relacionada con Anonymous, aunque la información que circulaba era contradictoria.
[2] El 30 de julio, por ejemplo, una asamblea contestaba a un twitter de Análisis quejándose de que llevaban “2 días esperando que@ocupaelcongreso responda a nuestras preguntas sobre las adhesiones. No contestan.” El motivo lo dan en una entrevistaparaeldiario.es: “Algunos de nosotros ya estamos fichados y perseguidos suficientemente por todo lo que hemos hecho durante este año y pico o antes, y queremos protegernos” (20-08-2012).
[3] Véase, por ejemplo, el texto “Semarchitaronmisflores”, publicado en Rebelión el 26-02-2012.
[4] Véase, por ejemplo, el posicionamientodeJuanTorresLópezel 2-08-2012 o las razones de la Asamblea Popular de Pedrezuela para consensuar su rechazo a la iniciativa (ver Cronología).
[5] Ver la entrevistaartículodeJuanLuisSánchez en eldiario.es, el 20-08-2012.
Esta entrada fue publicada en Análisis 15M. Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a Informe sobre el 25S. Comisión de Análisis Sol 15M

  1. Edu dijo:

    Extraordinario…

  2. Gran trabajo aclaratorio sobre el 25S. Paso a difundirlo.

  3. importantes aclaraciones sobre la Plataforma, gracias! Apoyo y comparto

  4. ogry dijo:

    Se podría recoger de cada partido o corriente algunos artículos pidiendo políticas que exigen cambios constitucionales. Desde la abolición de la ley sálica a la inclusión de límites inferiores para el gasto en sanidad y educación. Desde la independencia o el federalismo para el País Vasco o Cataluña a la re-centralización del estado y abolición de las autonomías. Desde la actualización del senado como cámara asamblearia regionalista al cambio de la ley electoral y la tramitación de las ILPs, referndums, etc.

    Todos (o casi todos) los partidos políticos llevan en sus programas políticas que sólo pueden ser aplicadas tras un cambio profundo de la constitución. Eso daría argumento para incluirles en el #25S

  5. Félix dijo:

    Quiero mostrar mi más grande enhorabuena y felicitaciones por semejante trabajo de análisis, síntesis y convergencia de comunicación y de acción para con las acciones para el 25S en particular y el movimiento 15 M en general. A POR ELLOS!!

  6. uno más dijo:

    Magnífico, esto es un trabajo impresionante y muy bien explicado y documentado.
    Sólo confío en que lo que un día empezamos 30 personas en una plaza sin saber que iba a pasar al día siguiente y se ha acabado convirtiendo en una unión global histórica no muera.
    Me gustaría poder participar más activamente en todo esto.
    15M RESISTE! y cada día mas fuerte.

  7. oscar dijo:

    Un análisis extenso y brillante… felicidades!

  8. molotov dijo:

    Acojonante, buenísimo, brutal análisis

  9. ana dijo:

    Gracias por el curro!

  10. Vinçenzo dijo:

    Me encantó, gracias por trabajar tanto y de forma tan transparente!

  11. Ruma dijo:

    Gracias por este estupendo análisis
    ¡El pueblo unido jamás será vencido!

  12. Villa dijo:

    Excelente trabajo de documentación, análisis y exposición. Gracias

  13. rubenkoslada dijo:

    muy bueno, ya lo tenemos mas claro. comparto

  14. Oveja1001 dijo:

    Enhorabuena compañeros, todo un éxito esto del 25s… Todo un éxito si la cosa consiste en llevar a cientos de personas a una ratonera, de la que si o si, solo iban a salir a base de ostias… Por que en esto ha consistido el 25s, necesitabais un golpe de efecto, tanta asamblea era un coñazo… y sobre todo, los compas dando la brasa… y apareció la “brillante” idea de la Plataforma en pie, no tanto por la marcianada de ocupar el congreso, como por la repercusión que había alcanzado. Fagocitasteis el “Ocupa el congreso” y con un marketing excepcional lo transformasteis en “Rodea el congreso”, insisto en lo de marketing, porque el uso que se le ha dado en este caso a la horizontalidad, transparencia, inclusividad… tiene mas que ver con el marketing que con la esencia de estos famosos paradigmas.
    Habéis apelado continuamente a que se trata de un acto legal, cuando bien sabéis, por que a listos no os gana nadie, que la leyes están hechas para interpretarlas y que este acto en si mismo es fácilmente interpretable como ilegal. Y digo yo, la desobediencia civil solo tiene lugar cuando uno realiza una acción desobedeciendo la ley para manifestar lo ilegitimo de esa misma ley. Si la cosa es legal no hay desobediencia civil, pero insistiendo en que es legal os quedáis tranquilos y sobre todo convencéis a mas peña para que se apunte.
El 25s es básicamente una manipulación de masas a sabiendas de lo que iba a ocurrir. Veo un montón de listos en su centro de medios encantados con lo que veían a través de las pantallas, entusiasmados ante lo que en Neptuno estaba ocurriendo, sus ovejas estaban siendo golpeadas, ¡Eureka ya tenemos lo que queremos!, ¡Mañana estaremos en las portadas de todos los periódicos!
    Y ya, mas en concreto sobre el magnifico texto de aquí arriba: ¿Que es eso de recuperar algunas de las “señas de identidad” del 15M ? o ¿Recuperar la negación de pagar la deuda? ¿A caso consideráis que todo eso se ha perdido?, ¿Pensáis que ya no se practica la horizontalidad, inclusividad…? (desde luego no transformada en Marketing, claro) Y lo mas grave, ¿como podéis olvidados del trabajo que se ha hecho hasta la fecha y del que se sigue haciendo? Os recuerdo que hay una plataforma que se ha dedicado y se dedica a la auditoría de la deuda. Insinuáis con un posicionamiento claro que el 15m, ha muerto, y pretendéis que renazca en el 25s, el vuestro, el que queréis, el que os mola…
    En fin compañeros desde mi punto de vista, y el de algunos mas, y no somos pocos, os habéis cubierto de gloria. Eso si listos, sois muy listos, vosotros y Difusión en red, los mas molones… los que nos decís a “la gente” donde, como y porque tenemos que ir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s